WAYÚU

Autor:  Magdalena Correa Larraín

Año: 2015 – 2016

Lugar: Es un territorio en situación de aislamiento en el que vive una población indígena, llamada Wayúu, sin nacionalidad que se encuentra entre Colombia y Venezuela.

Link: entrevista rtve

www.magdalenacorrea.com

Dando continuidad a mis proyectos anteriores, me he aproximado a otro territorio aislado, lejano, física y conceptualmente de nuestras mentes, donde la vida que allí se desarrolla está condicionada por unas circunstancias extremas de tipo naturales y climatológicas.

El proyecto consistió en una disección fotográfica y de vídeo de los modos de vida de la población indígena wayúu. es una zona desértica y plana donde casi no hay agua, los habitantes viven diseminados en núcleos de población muy alejados los unos de los otros. en decenas de kilómetros sólo existe vegetación de desierto, así como animales escuálidos que dan cuenta de la falta de comida y de los efectos de no tener agua.

La búsqueda del líquido elemento es algo constante en el territorio. niños, mujeres y hombres recorren extensos caminos a pie, en burro o bicicleta, para encontrarla. sin embargo, pese a la falta de este elemento tan imprescindible para tener unas condiciones dignas de vida, ellos mantienen una postura positiva ante esta situación. siempre sonríen, su creatividad es enorme, sus excentricidades aún más y todo lo objetual y lo material que les rodea junto a todos los asuntos circunstanciales en sus vidas es afrontado desde un punto de vista sumamente lúdico y optimista.

Es un pueblo que a fuerza de tener que obviar una cruda realidad se ve abocado a crear, por así decirlo, otra mucho más amable y soportable. ¿magos?. No podría asegurar que comí o que bebí para sucumbir ante sus supuestos hechizos, pero volví enamorada de aquella suma de territorio, animal y ser humano fundidos en un solo ente. No sabría decir en qué porcentaje, material o inmaterial. Aún hoy, mi lenguaje, con las imágenes y los recuerdos muy cercanos, sigue imbuido de esa ambigüedad y en cierto modo de ese surrealismo en el que uno se sumerge cuando llega a aquella tierra llamada guajira.