Rancho_del_Raval_Moebius_Ignacio_Rodriguez_2016

Rancho del Raval

[box type=”shadow”] Autor: Ignacio Rodriguez Srabonian

Año: 2016

LUGAR: Barrio del Raval, Barcelona

Link: vimeo.com/207124655[/box]

 

Acción realizada en la Plaça dels Angels de Barcelona por invitación de Plataforma Vértices en el marco del Festival Drap Art de Barcelona.
Con apoyo de artistas y productores locales se recolectó materiales de deshecho para utilizarlos en la construcción de la estructura y hacer posible su montaje.
La instalación se realizó el viernes 16 de diciembre de 2016 con motivo de la presentación de la Plataforma de Investigación Vértices en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona MACBA.

Moebius persigue la intención de realizar proyectos de intervenciones en los espacios abiertos de las ciudades usando la fotografía como principal herramienta de registro de la investigación. Su cometido principal es observar la exclusión social que la ciudad propone silenciosamente en Punta del Este, Uruguay y también en otras ciudades como Montevideo, Porto Alegre, Brasil y Barcelona, Catalunya. Actualmente el proyecto de intervención Moebius instala ranchos, refugios y casas precarias en espacios predefinidos actuando como observatorio estético de la reacción de la ciudad ante la presencia no planificada de estas estructuras que usurpan la propiedad pública y privada. Fundamentalmente, centrado en espacios donde la especulación inmobiliaria y el turismo han tenido un fuerte impacto en la ciudad y sus dinámicas.
Las fotografías que registran las intervenciones de las estructuras sobre el espacio público son parte de la serie “Virus”. Se proponen como fotografías de paisajes invisibles, incómodos.
Las acciones no se destacan por su monumentalidad o espectacularidad sino por la propuesta de lo falso como la intuición de lo verdadero, por aquello que aunque no debería ser, se hace presente. Atenta contra la ética de la ciudad.

Agradecimientos:
María Paz Montecinos
Pamela Martinez
Gabriel Mylsztegn
Florencia Alaniz
Festival DrapArt
CCCB
MACBA
Silvina Cárcano
Eugenio Rodríguez
Festival MUFF y Pío Figueroa
Santiago Curci
Intendencia de Maldonado
Prof. Andrés Rapetti

 

53-pit_4984

NOW HERE NOWHERE

[box type=”shadow”] Autor: Consuelo Bautista

Año: 2016

Lugar: Pittsburgh, EEUU.

[/box]

 

NOW HERE NOWHERE es una publicación en formato periódico tabloide que propone una reflexión sobre el presente, lo que somos, enlazando el pasado: lo que fuimos. NOW HERE NOWHERE tiene como prioridad la observación y explorando en la vida urbana de una ciudad americana, nos conduce por un lugar que podría ser cualquiera, o ninguno.

La publicación fue presentada en la ciudad de Pittsburgh en Octubre del 2016 distribuida en la calle, eventos artísticos y centros de arte en el marco de Re:NEW Festival/ Drap-Art.

 

 

208_0394

CULTURA EMUC (Espacios Móviles de Uso Común)

[box type=”shadow”] Autor: Anna Recasens

Año: 2013

Lugar: Calama, Chile.

[/box]

 

Espacios móviles de uso común.

La creciente emergencia de propuestas que liberan artefactos al espacio público, responde a la necesidad de establecer espacios que, con un mínimo despliegue de elementos, cubran unas determinadas funciones y necesidades, ya sea como escenario de auto-performance, como para cubrir demandas culturales, tecnológicas, lúdicas colectivas, o para solucionar necesidades básicas como la alimentación, servicios o vivienda. Estos artefactos, que actúan como catalizador de significados de la vida urbana, definen la presencia de un evento transformativo y auto-gestionado lejos de lo ordenado y lo tradicional. A partir de ellos se proponen acciones, se comunican y se llevan a la práctica, creando un espacio común compartido, que aunque efímero, puede dejar huella , reproducirse y convocar continuidades, cuestionando esa desconexión entre las personas, que parece definir la vida cotidiana en las ciudades.

La capacidad de un artefacto móvil de describir diferentes itinerarios, de crear nodos de acción, colaboración, intercambio de conocimiento… y de concentrar una actividad en localizaciones distintas, ayuda a convertir en lugar aun los entornos mas difíciles, espacios vacíos o en espera. Con movimiento, dibujan trazas, arquitecturas complejas e invisibles, que acogen variadas audiencias, rompiendo la rigidez que resulta de desplazamientos individuales, y buscando revertir la dispersión que se observa en el entorno urbano. Al mismo tiempo, se convierten en elemento de difusión y de acción, ya desde el inicio del movimiento y extendiéndose según sean las estrategias desplegadas.

Henri Lefebvre describe el espacio como un fenómeno social, donde la historia se forja en los espacios practicados socialmente, y la producción de espacio esta sujeta a reconocer la huella dejada por esas prácticas.

Tomando al espacio público, como fruto de una planificación medida, debida a unas circulaciones propuestas por los modos de trabajo, de habitar, de ocio; aquellas circulaciones que verifican la vida urbana al margen de la planificación, y que suman múltiples capas y relaciones temporales, generando un impacto y un uso de las fracturas espacio-temporales, devuelven el espacio a su definición como común. En esta esfera de lo común, los elementos móviles del entorno urbano son tan importantes como los fijos, como apunta Kevin Lynch en “The image of the city”: La ciudad no es un conjunto homogéneo, ni la representación de una definición prefijada. La ciudad es una suma de espacios, temporalidades, usos, derechos…

The right to the city is far more than the individual liberty to access urban resources: it is a right to change ourselves by changing the city. It is, moreover, a common rather than an individualright since this transformation inevitably depends upon the exercise of a collective power to reshape the processes of urbanization. The freedom to make and remake our cities and ourselves is, I want to argue, one of the most precious yet most neglected of our human rights.

David Harvey (2008). “The Right to the City”. New Left Review 53. pp. 23–40.

Y bajo este prisma, estos elementos móviles, efímeros, propuestos desde diversas disciplinas o actividades, pueden recoger material simbólico, mediar, activar y recomponer un lenguaje común que de voz al colectivo y genere en poco tiempo vínculos entre los participantes, y entre ellos y el escenario de la intrusión, ahora territorio dotado de nuevo sentido de lugar.

Estos artefactos producidos casi siempre desde la precariedad y la autonomía, estableciendo una interacción temporal con espacios a los que reconfiguran con su acción, se convierten en un objeto social apto para ser reproducido, amplificado y usado, apto para establecer un lugar relacional que no termina al finalizar la acción, sino que se alimenta de la expectativa de la conversación colectiva para generar nuevos significados y acciones mas allá del evento.

LOS BALCONES /   MAYO – JULIO 2013 / Calama, Chile

Creación de EMUC

EMUC 1 Biblioteca. Libros + biblioteca digital de uso común

EMUC 2 Huerto Móvil. Material y herramientas para plantar + Dossier sobre como horticultura urbana, reciclaje contenedores, textos útiles y ejemplos.

EMUC 3 Comunidad. Recetario de la población. Juegos. Entretenimientos. Material educativo sobre tema comunidad. Pool de Ideas: Museo del Barrio.

EMUC 4 Sol. Que podemos hacer con el sol? Ejemplo de cocina solar casera. Materiales. Dossier sobre energía solar.

EMUC 5 Sombra. Como podemos crear sombras? materiales para hacer sombras portátiles. Dossier informativo.

Materiales utilizados para crear los EMUC.

Estructura básica: carros de supermercado encontrados en la calle. Los carros defectuosos se han conseguido arreglar y/o se ha incorporado el defecto a la forma final.

Materiales de cobertura: malla de sombra, tela de algodon, papel, carton, tela de gasa, tela de licra.

Elementos añadidos: pequeños contenedores y cajas recuperados del basural, contenedores a partir de reciclar botellas o latas. Jardineras metalicas. Colgadores.

 

Contenidos materiales: Lapices, libros, papel, caja solar, telas de sombra, velas, materiales crafts, listones, semillas, tierra, herramientas, textos, libros…han sido donados, comprados algunos, unos pocos recuperados y reciclados.

Ideas, materiales, realización y contenidos: En colaboración con Gioconda Viveros y la Junta de Vecinos de Los Balcones.  Grupo de niños participantes en las actividades de la Junta. Grupo de madres. La Casa Naranja. Red de Semillas Libres.

Actividades asociadas:

Cartografia emocional de la Población de Los Balcones

Paseos para mirar la ciudad desde Los Balcones

Acciones reivindicativas: salidas a repartir semillas, visualización de terreno en conflicto, los niños diseñan el espacio, urbanismo DIY.

Acciones de reflexión: Talleres y conversatorios. Temas: comunidad, participación, metodologias de trabajo, identidad…Micro-talleres para niños

Acciones de relación: Encuentro por las semillas vivas y el buen vivir en Calama, con Red de Semillas Libres de Chile.

Acciones de continuidad: Huerto Libre de Los Balcones. Nodo de Custodia de Semillas en el Norte. Protocolos de movilidad, intercambio y reproducción de los EMUC

Acciones de difusión: Boletín semanal. Memoria de trabajo. Textos específicos. Presentaciones a diferentes medios. DBAB: conexiones De Barrio a Barrio.

Adicional: Colección de fotografia del proyecto. Otras colecciones: Arquitectura open source, Urbanismo DIY, viajes. Herbario + Recetario

 

Anna Recasens nov. 2016

9

EJERCICIOS DE RESISTENCIA

[box type=”shadow”] Autor: Pamela Martínez

Año: 2015-

Lugar: Recorridos por periferias urbanas

[/box]

Ejercicios de resistencia / Deambulaciones por la periferia

Esta serie de fotografías realizadas en recorridos por las periferias urbanas promueven la reflexión sobre el espacio habitable y la progresiva pérdida de pertenencia e identidad del espacio urbano que habitamos. Sin embargo a pesar de la densidad y control del territorio habitable ocurren pequeñas resistencias, espacios que se resisten a cambiar del todo, que guardan su inhabitabilidad, su vacío, sus restos arquitectónicos de modo casi arquelógico, su vegetación como rara joya y una cierta visión poética dentro de un entramado des-emocionado e industrial.

Estas pequeñas resistencias construyen pequeños paisajes donde se solapan diferentes capas de significados, visibilizados en el encuentro de arquitecturas de diferentes épocas, elementos dispares y contradictorios como terrenos baldíos y abandonados bien cercados y guardando con celo su vacío.

Comprendiendo el paisaje y territorio urbano como una construcción cultural su registro a través de la fotografía nos permite comprender sus cambios continuos permitiendo a la vez que resguardo de la memoria colectiva descubrir los rincones y pequeños espacios que han escapado del control urbanístico y que dejan entreabierta la puerta de la individualidad.

llumbcn2016_ruinacircular1

LA RUÏNA CIRCULAR

 

 

[box type=”shadow”] Autores: Proyecto de Albert García-Alzórriz y Pau Marfà. Producción: Laura Baena, Alexandra Beltrán, Yol Bernadó, José M. García, Albert Gironès, Cristina Hernández, Gemma Maldonado, Anna Mansilla, Paula Navajas y Anna Vilamú. Tutores: Núria Gual y Miquel Planas

Agradecimientos: Josep Pere Gil y Raül Álvarez
Patrocinadores: Texsa, Marset y Beneito Faure

Organiza: ICUB. Ayuntamiento de Barcelona y Grupo de investigación  BRAC. Facultad de Bellas Artes. Universitat de Barcelona

Año: 2016 – 11, 12, 13 y 14 de febrero

Lugar: Palau Sessa-Larrard, Carrer Ample, 28, BARCELONA.

Link: llumbcn [/box]

 

Intervención en el Palau Sessa-Larrard  dentro del marco del Festival BCN LLUM  organizado per el Ayuntamiento de Barcelona por las fiestas de Santa Eulalia,  febrer del 2016

 

La ruïna circular

1.

El miratge de la ruïna: quan el moment de la construcció i el de la destrucció són simètrics.

Aquell qui la testimonia irremeiablement es desdobla. S’atansa i constata cristal·litzada la petja del passat. Alhora, intenta la construcció d’un temps que es difracta, el record d’un record, el somni d’un somni…

La significació passa per la projecció de presències que ens apropin a habitar tots aquells temps possibles.

Resulta indiferent si es tracta de memòria o fantasia.

2.

Ençà l’edificació del palau Sessa-Larrard l’any 1778, reemplaçant un palau que datava d’inicis del segle xvi, ha albergat diferents usos i propietaris. Ja sigui per a acollir l’habitatge dels ducs de Sessa o els de Larrard, l’Escola Pia Calassanci, un sindicat, una presó anarquista o essent okupada, l’immoble s’ha modificat en els seus successius usos, tant per qüestions de caràcter funcional com econòmiques, simbòliques o bèl·liques. El denominador comú entre els diferents períodes en els que el palau ha estat habitat es troba en la inevitable situació de ruïna; l’impàs efímer que alimenta tota fantasia del nouvingut, així com fa monument dels vestigis de vivència de qui ja l’ha habitat. Sovint ambdues situacions es donen en la mateixa persona, fet que n’intensifica el miratge.

3.

Actualment assistim a aquest estat de traspàs, el palau Sessa-Larrard està desproveït de qui l’habiti. Queda, doncs, insert en el moment de la ruïna, sotmès a la pertinent especulació de tots els passats i futuribles. És indicat, dins d’aquest context, reivindicar aquest estat; imprescindible tant per a revisar tota acció contemporània com per a rehabilitar aquells projectes del passat que han quedat truncats a dia d’avui. És, a més, una condició en la qual queda en suspensió la linealitat i la jerarquia historicista; escapant a la llum de la memòria oficial afloren les ombres, els relats oprimits, forçats a romandre en l’oblit.

La ruïna del palau Sessa-Larrard no és l’única en actiu a Barcelona. Altres edificis de la Ciutat Comtal estan immersos en la mateixa condició; aquesta es presenta amb diferents rostres, tots ells sotmesos a la revisió i el pronòstic. Això convida a pensar que la comprensió de la ciutat no radica en la lectura acrítica de la successió veloç de les diferents formes de viure-la. En canvi, rau en la capacitat d’atenció davant el dilatat parèntesi que ofereix la inflexió entre usos, en com aquest és susceptible de ser pensat en correspondència amb la complexitat que li és inherent. L’acte incommensurable de projectar totes les formes de viure possibles sobre els vestigis de la ruïna ens apropa, en última instància, a habitar-la.

5.

A continuació s’indiquen una sèrie d’edificis que, juntament amb el palau Sessa-Larrard, serveixen d’exemple per a presentar la constel·lació d’espais d’oportunitat disponibles a la ciutat de Barcelona.

(Agraïm a la cooperativa LaCol la cessió de la documentació gràfica de Can Batlló, així com a la Gina Surià l’accés a la documentació sobre el Taller Masriera)

 

El Bolsín

Plaça de la Verònica, 2

Tiberi Sabater i Carné

1881-1883-

L’edifici del carrer Avinyó havia servit originalment de Casino Mercantil i posteriorment va ser seu de l’escola La Llotja. La manca de manteniment va fer que el 2009 es forcés, per raons de seguretat, el desallotjament de l’immoble. Ençà de l’abandó, està sotmès a un debat decisiu per al futur del model de gestió del patrimoni emblemàtic de Ciutat Vella.

 

Imax Port Vell

Moll de les Drassanes

Jordi Garcés i Enric Sòria

1993-1995-

 

Polèmic des de la seva edificació, l’Imax ha estat un ingredient més del complex d’oci i turístic situat a primera línia de mar del Port Vell. L’any 2014 va cessar l’activitat per motius econòmics, reobrint el debat sobre la seva idoneïtat, tant per l’immens volum cec que imposa al front marítim com pel model d’activitat comercial i d’urbanisme que representa.

 

Can Batlló

Carrer Onze de juny de 2011

Juan Antonio Molinero

1878-1880-

 

Després de veure’s reduïda l’activitat fabril, l’any 1976 Can Batlló és declarat zona d’equipaments, habitatges socials i espai verd, un planejament que mai es va dur a terme. Quasi 40 anys més tard, el 2011, els veïns prenen possessió d’una de les naus amb un equipament públic autogestionat, iniciant un model alternatiu al proposat per l’Ajuntament.

 

Jutjats Municipals de Barcelona

Passeig de Lluís Companys, 1-5

Joaquim Sallés i Joaquim Porqueres

1956-1961-

Els Jutjats Municipals van acollir una intensa activitat fins al trasllat d’aquests a la nova Ciutat de la Justícia. Des de 2006 l’edifici està condemnat a l’enderroc, però el fet que una dècada més tard segueixi dempeus i la singularitat de l’enclavament urbà on està situat conviden a pensar-ne un ús alternatiu que desperti l’edifici i l’activi vers el barri.

 

Teatre Arnau

Avinguda del Paral·lel, 60

Andreu Audet Puig

1894-1903-

 

Inaugurat l’any 1903 en l’edifici que roman avui dia, el Teatre Arnau ha estat un dels actius principals del Paral·lel. Després de passar per diferents mans i usos va tancar portes el 2004. Lliurat de l’enderroc per voluntat popular, és comprat per l’Ajuntament el 2011. Actualment compta amb una plataforma veïnal que en promou la recuperació i el reús.

 

La Monumental

Gran Via de les Corts Catalanes, 749

Joaquim Raspall i Ignasi Mas i Morell

1913-1916-

 

La Monumental deixa de funcionar l’any 2011 amb l’abolició de les curses de braus. La plaça central segueix tenint el caràcter polivalent amb el que antigament havia acollit concerts multitudinaris i actes esportius. Últimament s’ha emprat amb èxit per a esdeveniments efímers esporàdics, fet que en confirma el potencial d’ús respecte la ciutat.


Taller Masriera

Carrer Bailèn, 70-72

Josep Vilaseca i Casanovas

1882-1884-

 

Des que es va edificar, el “temple” de la família Masriera ha allotjat des d’un estudi artístic a un convent, passant per un teatre. Als anys noranta l’edifici s’obre al barri oferint tallers i catequesi per part de les monges residents. Amb el temps s’abandona l’activitat per manca de continuïtat i, finalment, queda deshabitat, tal i com està actualment.

 

Església de la Misericòrdia

Carrer de Montalegre, 4

Magín Rius Mulet

1881-1884-

 

Aquesta petita església en clar estat d’abandó forma part del conjunt arquitectònic de la Casa de la Misericòrdia. La seva localització privilegiada la situa en el punt de mira de la possibilitat de ser rehabilitada com a equipament públic. Actualment comparteix solar amb BioBui(L)t – Espai Txema, un projecte col·laboratiu sorgit del Pla de Buits de 2013.

 

Canòdrom de la Meridiana

Carrer de Concepció Arenal, 165

Antoni Bonet i Castellana

1962-1963-

 

Considerat una obra mestra de l’arquitectura de la segona modernitat, el Canòdrom resta sense ús definit ençà el seu tancament l’any 2006. Després de rehabilitat es va especular sobre un possible ús com a centre d’art, projecte que va quedar truncat amb polèmica inclosa. Actualment, encara clausurat, es preveu allotjar-hi un “viver d’empreses culturals”.

 

Castell dels Tres Dragons

Parc de la Ciutadella

Lluís Domènech i Montaner

1887-1888-

Projectat com a cafè-restaurant de l’Exposició Universal de 1888, s’inaugura com a museu el 1892. Allotja la col·lecció del Museu de Zoologia de 1945 a 2010, any en que es trasllada al Fòrum. La reobertura al públic depèn de la seva restauració, que es preveu llarga i costosa; entretant el seu futur ús queda sotmès a l’especulació i el debat.

©Silvia Arenas

FOC DE LLAR

[box type=”shadow”] Autores:  Grupo de estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona: Sílvia Arenas, Guillem S., Albert Gironès, Alícia Vogel, Anna Vilamú.

Tutores: Núria Gual, Miquel Planas

Año: 2016

LUGAR: Festival del Foc i de la Llum – Lluèrnia Olot- España

Link: www.lluernia.cat [/box]

Los núcleos familiares establecidos en un espacio físico han dejado de existir.
Muchos factores han influido en las migraciones humanas a pequeña y gran escala; muchos individuos pueden explicar hoy en día que es vivir en un ámbito familiar diferente del que se conoce tradicionalmente.
Hablamos de sujetos que se desplazan a otras ciudades o países para estudiar, buscar trabajo o iniciar una nueva vida, y que por tanto, desarrollan comportamientos nómadas y experimentamos cómo es pertenecer a todas partes y a ninguna, divagando entre que es la casa y que es periodo entre asentamientos.
Foc de llar Es un proyecto presentado en el certamen de LLUERNIA en Olot, simboliza aquellos desplazamientos a los que se ve sometida gran cantidad de personas, ya sea por motivos políticos, económicos, sociales e incluso de estudios. Este símbolo, los carros de supermercado, elemento común y habitual en nuestras ciudades, utilizado por los sin techo, que representa su único hogar, aparece alterado por un elemento de fuerte carga simbólica como es el fuego, aquello que representa el hogar, lo más íntimo e incluso lo más ancestral y común de todas las culturas.

 

 

 

low1

VERSO/REVERSO

[box type=”shadow”] Autor:  Pamela Martínez

Año: 2016

LUGAR: Sabadell – España / Nau Estruch

Link: www.pamelamartinezrod.com [/box]

low2 low1 low3

A través del registro de los espacios de teatro y circo de la Nau Estruch se quiere poner en evidencia relatos ocultos de las cosas y de los espacios vacíos como huella de lo que se muestra al otro al modo de metáfora vital.

Se pretende recorrer los delgados límites entre la memoria íntima, la ficción y la memoria colectiva. El fotomontaje es usado aquí como herramienta narrativa para evocar un recuerdo-emoción posibilitado por la combinación de diferentes tipos de paisajes como elementos híbridos e intertextuales.

WAYÚU

WAYÚU

[box type=”shadow”] Autor:  Magdalena Correa Larraín

Año: 2015 – 2016

Lugar: Es un territorio en situación de aislamiento en el que vive una población indígena, llamada Wayúu, sin nacionalidad que se encuentra entre Colombia y Venezuela.

Link: entrevista rtve

www.magdalenacorrea.com [/box]

Dando continuidad a mis proyectos anteriores, me he aproximado a otro territorio aislado, lejano, física y conceptualmente de nuestras mentes, donde la vida que allí se desarrolla está condicionada por unas circunstancias extremas de tipo naturales y climatológicas.

El proyecto consistió en una disección fotográfica y de vídeo de los modos de vida de la población indígena wayúu. es una zona desértica y plana donde casi no hay agua, los habitantes viven diseminados en núcleos de población muy alejados los unos de los otros. en decenas de kilómetros sólo existe vegetación de desierto, así como animales escuálidos que dan cuenta de la falta de comida y de los efectos de no tener agua.

La búsqueda del líquido elemento es algo constante en el territorio. niños, mujeres y hombres recorren extensos caminos a pie, en burro o bicicleta, para encontrarla. sin embargo, pese a la falta de este elemento tan imprescindible para tener unas condiciones dignas de vida, ellos mantienen una postura positiva ante esta situación. siempre sonríen, su creatividad es enorme, sus excentricidades aún más y todo lo objetual y lo material que les rodea junto a todos los asuntos circunstanciales en sus vidas es afrontado desde un punto de vista sumamente lúdico y optimista.

Es un pueblo que a fuerza de tener que obviar una cruda realidad se ve abocado a crear, por así decirlo, otra mucho más amable y soportable. ¿magos?. No podría asegurar que comí o que bebí para sucumbir ante sus supuestos hechizos, pero volví enamorada de aquella suma de territorio, animal y ser humano fundidos en un solo ente. No sabría decir en qué porcentaje, material o inmaterial. Aún hoy, mi lenguaje, con las imágenes y los recuerdos muy cercanos, sigue imbuido de esa ambigüedad y en cierto modo de ese surrealismo en el que uno se sumerge cuando llega a aquella tierra llamada guajira.

 

 

La Rinconada

LA RINCONADA

[box type=”shadow”] Autor:  Magdalena Correa Larraín

Año: 2011

Lugar: La Rinconada, Perú

Link: www.magdalenacorrea.com [/box]

 

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

A 5 400 metros de altura, La Rinconada, en los Andes peruanos, es considerado el pueblo más alto del mundo. Esto advierte que la atmósfera es pesadamente transparente, que la luz se asemeja a un sol en caja de aluminio y que la vida allí es pura respiración. Las majestuosas vistas pueden ser asociadas a lo que Dios podría haber creado, solo que los dioses andinos lo hicieron antes. La Rinconada, en un rincón, brilla; y la aproximación de Magdalena Correa es precisamente a través del espejismo vibrante del metal bajo el sol, sobre la roca, en medio de la nada, en un pueblo crecido para deslumbrar en contradicciones.



El trabajo fotográfico realizado allá arriba por Correa podría entenderse como un proyecto de creación artística que debate sobre economía global, marginación, periferia o ilegalidad; sobre la triste belleza del territorio latinoamericano, y también sobre la hazaña del cansancio de existir más allá de las propias posibilidades. Sin embargo, aquí nos encontramos ante una realidad emergida del espejismo y de la ilusión de un lugar que altera la percepción del acontecimiento humano sin tregua y lleno de artificios.



De esta forma el trabajo de Correa se desarrolla en el entendimiento documental de la relación conflictiva entre imagen y realidad observada en los discursos actuales.



Establecer la connotación documental del conjunto de estas fotografías es posible en cuanto se fijen los parámetros de lo representado: un mundo-territorio que ciega y solo permite su reconstrucción en base a fragmentos que, como mosaico, proyecta la mirada hacia lo supuesto-imaginario del metal que brilla –en la historia del Perú– y hacia los reflejos y destellos que se han fijado tanto en la autora como en los espectadores.



Las imágenes procedentes de grabaciones en video aparecen como una suerte de “imperfección”, la misma imperfección de los brillos que deslumbran y se mueven al ritmo de las constelaciones engañosas. No vemos el pueblo, pero lo imaginamos; no vemos el interior de las casas, pero lo imaginamos; no vemos la escuela, pero la imaginamos…; no vemos la verdad, pero la imaginamos porque ésta brilla iluminada. 
La interacción de video y fotografía, en primer lugar, obedece a los modos de la artista. En segundo lugar, cumple con la voluntad de contraponer los brillos difusos del video a las fotografías hiperdefinidas de la atmósfera lúcida y permeable, que permiten establecer las coordenadas fijando el brillo como aquello residual del acontecimiento. 

La insistencia documental del conjunto de estas imágenes se resuelve en cómo podemos verlas para que la verosimilitud no se pierda ante una virtud mecánica, que permita la aparición de una suerte de verdad.


Carla Möller Zunino

Docente e investigadora en fotografía / Santiago, Chile


 

 

 

ARQUITECTURA SENSIBLE

[box type=”shadow”] Autor:  Anna Recasens

Año: 2013

Link: Ciudad, amor y otras derivas cotidianas [/box]

 

Arquitectura Sensible parte de coleccionar expresiones de afecto que se encuentran en paredes y mobiliario urbano. La colección se va componiendo a partir de acciones de exploración, individual y colectivamente, con aportación llegadas desde diferentes lugares, y con ayuda de medios de mapeo encontrados en la red. Este material es una base para luego investigar temas como son: espacio público / espacio privado, espacios de relación / comunicación, recuperación de espacios comunes, zonificación de la ciudad …

Acciones relacionadas:
Recorridos: Caminatas periódicas para explorar áreas de varias ciudades.
Participación en presentaciones, debates y seminarios.

 

 

 

 

girona

MICRO PAISAJES

[box type=”shadow”] Autor:  Miquel Planas

Año: 2003-2016

LUGAR: Desarrollado en las diversas ciudades que ha visitado el artista.

Link: www.miquelplanas.eu [/box]

Micro paisajes, es un proyecto fotográfico que se inició hace más de 13 años y que se va alimentando constantemente con nuevas imágenes. Recoge los registros que a lo largo del tiempo por efecto de la naturaleza y del habitar humano vamos generando a través de nuestros desplazamientos, deviniendo posteriormente paisajes con entidad propia.

 

MURO DA MAUÁ

[box type=”shadow”] Investigadores: Grupo investigación Objeto y Multimedia del Instituto de Artes de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul. Porto Alegre, Brasil.

Dirección:  Tetê Barachini Dez

Año: 2004-2016

Link: www.om-lab.com.br [/box]

Entre a proteção e o afastamento, entre a opacidade das superfícies e as fendas para as paisagens roubadas, entre o urbano e o lago, existe uma espessura longitudinal: o MURO da Mauá. Ambíguo em sua existência, ele resiste aos debates entre aqueles que o defendem como necessário e os que o consideram um estorvo reclamando a sua queda.

Sua proposição teve início na enchente de 1941, quando o medo às águas criou no imaginário coletivo a ideia de subir uma barreira junto ao Cais de Porto Alegre. Em 1967, uma nova enchente alastra as águas do Guaíba sobre a cidade e torna o desejo pelo MURO uma obstinação.  Em 1971, inicia-se a construção e em 1974, ele, o MURO da Mauá, torna-se uma realidade material ao longo do perímetro urbano com seus 2647 metros de extensão e seus seis metros de altura, sendo apenas três metros visíveis. Ao proteger-se do Guaíba, a cidade de Porto Alegre – RS/Brasil – nega em algum sentido sua vocação de porto, suas águas, seu acesso líquido e seu olhar para o outro lado da margem.

Este monumento – MURO –, de permanência questionável, entre 2014 e início de 2015, tornou-se o elemento propulsor dos trabalhos e dos debates do grupo de pesquisa Objeto e Multimídia do Instituto de Artes da UFRGS. E, logo após o levantamento de documentos históricos sobre o objeto escolhido, o grupo iniciou uma série de incursões ao MURO da Mauá.

Ao deambular por suas bordas, este objeto de improvável reconhecimento visual em sua totalidade, passou a ser legitimado pelo grupo, ora por sua invisibilidade junto aos trilhos, ora pelas suas fragmentárias superfícies grafitadas no seu lado Mauá, ou ainda, pela sua cor cinza chumbo esverdeada na quase totalidade do seu lado cais, interrompido apenas por uma superfície branca próxima a uma de suas comportas e pelo preto absoluto no seu limite com o porto.

Se, de um lado do MURO encontramos sinalizações e números de identificação patrimonial desenhados em uma comedida regularidade métrica indicando suas relações de distância e seu possível posicionamento geográfico, do outro lado do MURO, confabulamos sobre sua possível espessura enquanto espiamos por seus furos e por seus vãos semifechados às paisagens negadas.

Restam-nos, entre um percurso e outro, além da observação de suas rachaduras e da poluição do seu entorno, a companhia de suas palmeiras tropicais insólitas e, a percepção dos seus quase três metros de altura levemente inclinados em direção ao Guaíba, induzindo-nos discretamente a intuir o seu desejo de queda ou de reverência ao lago.

Ao nos situar em outro momento sobre a superfície líquida e expandida do Guaíba, o MURO torna-se para nós visualmente feio, bruto e segmentado, quando perceptível entre os vãos dos armazéns. E, na totalidade da paisagem, ratifica-se, definitivamente invisível perante a verticalidade da cidade que este se propõe proteger. Solitário em sua extensão, reconfigura-se em um espaço isolado, abandonado em seu próprio esquecimento, um lugar sem pertencimentos, sem acessos,  sem compartilhamentos, pois ele é, em sua fundação, o que separa um lado de outro.

Em 17 de outubro de 2015, o Guaíba atinge a marca 2,94 m acima do seu nível normal.  E, o MURO antes invisível e esquecido, assim como o lago, volta a ser percebido não porque protege, mas porque a crença em sua proteção efetiva para com a cidade de Porto Alegre é posta em dúvida. As águas, assim neste dia, reclamam para si a devolução do seu território suprimido pelos aterros ao tocar e ao perpassar delicadamente por debaixo de uma das comportas do MURO. Em reação, nega-se quase que imediatamente a consciência de uma paisagem que há muito tempo foi bloqueada ao subirem naquele dia barricadas com sacos de areia para proteger do lago, não apenas a cidade, mas o MURO.

A cidade de Porto Alegre olha o MURO como parte de uma paisagem urbana plasmada, não o penetra, não o atravessa, porque não o vê. Para os que frequentam a cidade e o veem, este os leva a olhar tanto para sua integridade material, assim como os convida a brincar de elevar os seus olhares até a sua borda e, lá de cima, tentar mirar o desejo oculto de resgatar uma cidade que se propunha ser outra, até 1941.  Neste sentido, as deambulações feitas pelo grupo são propositivas nas suas percepções e apreensões tanto coletivas como individuais em relação ao nosso protagonista, pois intuímos que os significados do MURO nem sempre são tão explícitos quando em sua presença, mas inegavelmente gerados a partir da absorção da sua existência.

 

 

lugares

LUGARES

[box type=”shadow”] Autor:  Ignacio Rodriguez Srabonian

Año: 2016

LUGAR: Punta del Este y Maldonado,  Uruguay

Link: vimeo.com/181349715 [/box]

“Lugares” es un documental que forma parte del proyecto Moebius.
Un conjunto de entrevistas a personas de diferentes contextos de la ciudades de Maldonado y Punta del este conforman esta pieza.
Personas privadas de libertad, internados en centros de rehabilitación, arquitectos, docentes, trabajadores, empresarios, niños y adolescentes reflexionan sobre lo que es una casa para ellos.
La acción, paradojicamente propone la exposición desde la intimidad, buscando la introspección en lo más visible.
Cuestionarse sobre lo obvio apuesta a generar una actitud filosófica. Lugares plantea el desafío de lo obvio desde la vivencia.

 

SABADELL – ESPAÑA
Continuación del proyecto de Ignacio Rodriguez en Sabadell España por Pamela Martinez y María Paz Montecinos

 

 

 

Casa da Redenção, 2014

MOEBIUS

[box type=”shadow”] Autor:  Ignacio Rodriguez Srabonian

Lugar: Punta del este, Maldonado, Porto Alegre, Montevideo

Año: 2014-2016

Link: vimeo.com/179260905 [/box]

Ignacio Rodríguez realiza proyectos de intervenciones en los espacios abiertos de las ciudades usando la fotografía como principal herramienta de registro de la investigación. Su cometido principal es observar la exclusión social que la ciudad propone silenciosamente en Punta del Este, Uruguay y también en otras ciudades como Montevideo y Porto Alegre en Brasil. Actualmente el proyecto de intervención Moebius instala ranchos, refugios y casas precarias en espacios predefinidos actuando como observatorio estético de la reacción de la  ciudad ante la presencia no planificada de estas estructuras que usurpan la propiedad pública y  privada. Fundamentalmente, centrado en espacios donde la especulación inmobiliaria y el turismo  han tenido un fuerte impacto en la ciudad y sus dinámicas.
Las fotografías que registran las intervenciones de las estructuras sobre el espacio público son parte de la serie “Virus”. Se proponen como fotografías de paisajes invisibles, incómodos.

Las acciones no se destacan por su monumentalidad o espectacularidad sino por la propuesta de lo falso como la intuición de lo verdadero, por aquello que aunque no debería ser, se hace presente. Atenta contra la ética de la ciudad.