The Shore Manifesto

Es un proyecto de cooperación cultural llevado a cabo entre diferentes ciudades costeras de Cataluña, País Vasco y la Región de Magallanes en la Patagonia Chilena. Su objetivo es explorar las áreas costeras, centrándose en lo local, incluyendo agentes locales y reflexionar sobre la identidad del patrimonio cultural local.

Históricamente, la pesca artesanal fue y es el motor para la economía de muchas pequeñas poblaciones costeras, contribuyendo con ello a la fijación de población y a la generación de una cultura local que favorecen el turismo y la dinamización del litoral.
La pesca artesanal cuenta con un acervo cultural asociado a su actividad que es parte de nuestro patrimonio intangible, sin dejar de lado su principal objetivo, abastecer a los mercados de ‘pescado del día‘ y comercializado en menos de 24 horas desde su captura.

Es importante campañas de información a los consumidores respecto de donde proviene el pescado que se compra y dar a conocer la diversidad de especies, solo en el Mediterráneo hay más de 500 diferentes.

En el año 2018 Cataluña aprobó una normativa pionera para la sostenibilidad de la pesca en el Mediterráneo por el cual todas las pesquerías catalanas serán cogestionadas en igualdad de condiciones por el sector pesquero, administración, científicos y sociedad civil, un modelo pionero en Europa y Mediterráneo. Con este Decreto se ponen las bases legales para impulsar una gobernanza de las pesquerías catalanas más inclusiva y participativa entre todos los actores implicados en las mismas.

Además, el Decreto contempla la creación de fondos de esfuerzo (días de pesca) que premiará las mejores prácticas de las embarcaciones para impulsar una mayor sostenibilidad ambiental de las pesquerías así como el uso de modelos bio-económicos en la toma de decisiones que aseguren su sostenibilidad económica con una gestión orientada al mercado. La iniciativa tiene como antecedentes los buenos resultados que están dando las pesquerías cogestionadas del sonso de Barcelona y Gerona y de la gamba roja de Palamós, En estas pesquería ha desaparecido prácticamente la pesca ilegal, se han protegido hábitats sensibles, se ha reducido el impacto de las operaciones de pesca y se encuentran entre las escasas pesquerías rentables del Mediterráneo, siendo un marco de trabajo ideal para seguir progresando en su sostenibilidad.